Top Nav Breadcrumb - Spanish0

El viaje de Duke a Jordania de una exalumna del IB

Kayla Morton estudió en Jordania durante su etapa en la Universidad Duke.

Kayla Morton estudió en Jordania durante su etapa en la Universidad Duke.

¿Conoce a algún graduado del IB que haya influido positivamente en el mundo? Envíe su historia a alumni.relations@ibo.org. Contribución del Suncoast High School.


Es innegable que la lengua ayuda a derribar barreras. Cuando nos dirigimos a alguien en su lengua materna, aunque sea para decir bonjour o hello, se genera un ambiente de camaradería al instante. Kayla Morton, graduada del IB de la promoción de 2013 del Suncoast High School de Riviera Beach (Florida), ha llevado su pasión por las lenguas a nuevas e interesantes costas. Tras haber estudiado francés como Lengua B en la secundaria, decidió comenzar a estudiar árabe en la Universidad Duke, donde se encuentra cursando su tercer año, y pasar el verano en Amán (Jordania).

Kayla se unió como voluntaria a Royal Botanical Gardens (RBG), una nueva ONG cuya misión es “conservar la flora y la biodiversidad de Jordania mediante la propagación y exposición de plantas autóctonas, la rehabilitación de los hábitats de sistemas completos, la realización de investigaciones, la demostración de prácticas sustentables y la difusión de información”. Para contribuir a la causa, Kayla se dedicó a registrar los datos de localización de las plantas que se utilizarían para la lista roja de Jordania (Jordan Red List), una publicación que evalúa el riesgo de extinción de cada especie de planta de Jordania. “Aunque mi trabajo diario parecía bastante mecánico, pude ver que el impacto a largo plazo de esta publicación sería muy útil para las tareas de conservación de Jordania durante los próximos años”, señaló Kayla.

Morton2Además de trabajar, Kayla tuvo la ocasión de practicar su tercera lengua (el árabe) durante su estancia con una familia local y la visita de muchos de los lugares históricos de Jordania. Sus destrezas lingüísticas se pusieron verdaderamente a prueba durante una breve visita a una zona rural de Jordania donde, entre otras actividades, asistió a una boda y visitó una iglesia de 1.500 años de antigüedad. Cuanto más progresaban las destrezas lingüísticas de Kayla, mejor podía comunicarse con diversos grupos de personas, como refugiados de origen sirio y expalestinos, lo cual también le permitió ampliar su perspectiva de Oriente Medio.

Kayla planea continuar sus estudios en el campo de las ciencias políticas y políticas públicas en materia ambiental, y especializarse en políticas ambientales internacionales con el objetivo de mejorar la conservación marina internacional. De nuevo, la mentalidad internacional y la actividad y el servicio desarrollados en el IB le servirán de base.

,