Top Nav Breadcrumb - Spanish0

El impacto del PD en mi vida en plena crisis de Venezuela

Hemos invitado a un grupo de graduados del Programa del Diploma a que reflexionen sobre cómo han sido sus vidas después de la etapa en el IB y den sus opiniones sobre los temas que prefieran. Julianna Bouso Rodríguez habla de su experiencia en el IB y reflexiona sobre el impacto que ha tenido en su futuro.

Contribución de Julianna Bouso

Julianna 250

Julianna Bouso, graduada del Programa del Diploma del IB, estudia actualmente en la Universidad de Columbia Británica.

En mayo de 2013, obtuve el diploma del IB junto con el título de secundaria venezolano en el Instituto Educacional Juan XXIII. Ahora, casi tres años después y al comienzo de mi último año como universitaria, me alegra poder mirar atrás y recordar una de las experiencias más extraordinarias de mi vida. El PD marcó el inicio de una serie de acontecimientos excepcionales para mí.

El año 2013 fue especialmente duro para Venezuela y desde entonces la situación no hecho más que empeorar. En marzo de 2013, justo cuando estábamos finalizando la evaluación interna y preparándonos para los temidos exámenes de mayo, el expresidente Hugo Chávez falleció. Como consecuencia, se decretaron varias semanas de luto oficial en las que se cancelaron prácticamente todas las actividades del país, incluidas las clases. Un mes después, Nicolás Maduro se medía con Henrique Capriles en las que iban a ser unas de las elecciones más tensas y peligrosas que ha presenciado Venezuela, por lo que las clases se cancelaron durante varias semanas más en todo el país. Para cualquier alumno del IB, el hecho de perder esa cantidad increíble de clases tan cerca de uno de los acontecimientos más decisivos de su vida resultaba aterrador.

Sin embargo, teniendo en cuenta las dificultades a las que tuvimos que hacer frente, mis amigos y yo obtuvimos muy buenos resultados. Aunque algunos de ellos no obtuvieron el diploma, siguen diciendo que estudiar el PD fue la mejor decisión que pudieron tomar en la vida, y estoy completamente de acuerdo con ellos. Como pueden ver, el Programa del Diploma del IB no es solo una poderosa llave que abre las puertas de las mejores universidades del mundo. Creo que nos enseña algo mucho más valioso y duradero. El IB es capaz de transformarnos en seres humanos increíblemente equilibrados, con unas extraordinarias habilidades de pensamiento crítico y de resolución de problemas. Mis amigos y yo tenemos ahora en común una serie de valores mucho más preciados que nuestros diplomas. Nos hemos convertido en personas sinceras y muy responsables, con una mayor sensibilidad hacia los demás.

Personalmente, creo que el IB me ha dado mucho más que herramientas académicas. Si bien es cierto que, como graduada del IB, me resulta mucho más fácil escribir un artículo académico de 2.000 palabras en la universidad, también creo que mi capacidad para relacionarme, cuidar de los demás y aprovechar al máximo mi educación universitaria es un atributo que desarrollé gracias al IB. Sin lugar a dudas, el perfil de la comunidad de aprendizaje del IB no es algo que se quede en el aula o el colegio, sino que nos sigue acompañando. Somos personas informadas e instruidas sin ser arrogantes, somos íntegros, tenemos una mentalidad abierta, asumimos riesgos y reflexionamos sobre nuestros errores. Aprendemos por naturaleza, indagamos, nos comunicamos y somos solidarios. El IB nos convierte en personas equilibradas, y eso es lo que más valoro y aprecio de aquellos años, porque sé que todos esos valores seguirán definiendo quién soy durante el resto de mi vida.


Julianna Bouso Rodríguez está estudiando un grado de Informática Musical en la Universidad de Columbia Británica, donde ha sido designada “becaria honoraria” y “becaria internacional”. Obtuvo el diploma del IB en el Instituto Educacional Juan XXIII.