Top Nav Breadcrumb - Spanish0

Conexión total

De académica a bibliotecaria ya escritora. Una graduada del IB explica cómo logró completar el círculo.


“Si me hubieran dicho a los siete años que llegaría a esto de mayor, habría sido feliz”, dice Jessica Misener mientras piensa en su actual trabajo como directora editorial adjunta del sitio web de noticias BuzzFeed.

“A los seis o siete años ya quería ser escritora. Pasaba horas escribiendo cuentos frenéticamente y se los daba a mi madre para que los leyera. Era una lectora voraz, me encantaba todo lo que tenía que ver con las palabras, y ahora tengo la suerte de ganarme la vida escribiendo y editando”.

Su amor por el aprendizaje la llevó a inscribirse en el Programa del Diploma del IB en el Fort Myers High School, en Florida (Estados Unidos), donde estudió Historia del Arte, español e inglés.“Existe una camaradería especial en el clima de trabajo bajo presión típico del IB”, re­ cuerda. “Lo que más me gusta­ ba era ver clásicos del cine en Teoría del Conocimiento y discutirlos… ¡y esa sensación maravillosa cuando finalmente tuve el diploma en mis manos!”.

Pero Jessica obtuvo mucho más que un certificado. El IB le permitió adquirir valiosas habilidades para la vida.

Jessica dice que tiene la suerte de poder realizar el trabajo de sus sueños.

Jessica dice que tiene la suerte de poder realizar el trabajo de sus sueños.

“El IB me enseñó a pensar de manera crítica y a trabajar bajo presión, y además a afrontar plazos”, señala Jessica.

Antes de dedicarse al perio­ dismo, exploró algunos otros caminos profesionales. Cuando estudiaba Periodismo en la universidad, uno de los requi­ sitos académicos incluía clases de estudios religiosos. Se “ena­ moró” del estudio de la Biblia y realizó un máster en Religión y Antigüedad Clásica en la Universidad de Yale.

“Pensaba hacer un doctorado y dedicarme a la docencia”, recuerda. “Me inscribíen algunos programas, pero no logré entrar enYale, que era lo que quería. Ese fue un punto de inflexión para mí: ¿estaba tan interesada en los estudios acadé­micos como para ir a otra univer­ sidad y dedicar toda una década, y el resto de mi vida, a eso?”.

Finalmente, decidió volver a escribir. Empezó a trabajar en la biblioteca de libros raros de Yale, y durante las noches y los fines de semana escribía de manera independiente, hasta que consiguió un empleo a tiempo completo trabajando en medios de comunicación en Nueva York

Su carrera en el periodismo resultó igualmente diversa, y ha cubierto una ecléctica gama de temas, desde la revista Rolling Stone hasta Cosmopolitan.

Estos últimos dos años Jessica ha estado trabajando en BuzzFeed, conocida por su mezcla irreve­ rente de listas humorísticas, chismes sobre celebridades, relatos ilustrados y noticias de última hora. Ha experimentado personalmente cómo la tecno­ logía da forma a nuestro mundo.

“Es innegable que estamos más conectados que nunca, hasta tal punto que las redes sociales son la comunicación de la vida real: no es una industria familiar o artesanal, ni se debe minusva­ lorar por el hecho de que nos estemos comunicando desde detrás de una pantalla. Facebook, Snapchat, Instagram… las redes sociales son el futuro de la interacción personal, y no veo necesidad de criticarlas como si fueran un mal de nuestro tiempo”.

De cualquier modo, es cons­ ciente de que a veces se va de­ masiado lejos: “No creo que las redes sociales sean algo malo, pero me niego a la presión constante de tener que ‘compar­ tir’ cada detalle de mi vida con un público virtual. Eso convierte a las relaciones en representacio­ nes, y a los ámbitos sociales íntimos en grandes anuncios publicitarios: ‘¡Vean qué genial es mi vida!’”, afirma.

En su vida se suceden tantos cambios que Jessica no sabe qué le depararán los próximos diez años, pero, mientras pueda tener un impacto positivo en la vida de alguien, sabe que va por el buen camino: “Ya sea como voluntaria, escuchando o simplemente escribiendo algo que haga sonreír a la gente, me sentiré satisfecha”.


Únase a Jessica y a otros exalumnos en la red de exalumnos del IB: visite ibo.org/alumni, y obtenga más información sobre esta comunidad.