Top Nav Breadcrumb - Spanish0

Un grupo de alumnos planta aguacates para alimentar a la comunidad

Una indagación sobre el impacto de la deforestación dio pie a la creación de una empresa que promueve un estilo de vida sustentable

Tres alumnos del PEP del Newton College de Lima (Perú) decidieron mejorar el medio ambiente para las generaciones futuras a través de la creación de una empresa que vende plantas y árboles para aumentar los niveles de oxígeno en la atmósfera y reducir el CO2.

Los alumnos Claudio, Esteban y Vasco fundaron “Try Green”, una empresa que anima a la comunidad a llevar un estilo de vida sustentable.

Todo comenzó como un proyecto para la exposición del PEP. Los alumnos estaban trabajando en sus indagaciones sobre el tema transdisciplinario “Cómo compartimos el planeta”. La idea central de la unidad era que “las organizaciones tienen la responsabilidad de sustentar el futuro del planeta”. Los alumnos indagaron sobre el impacto de la deforestación, la contaminación y la pérdida de biodiversidad en Perú y en todo el mundo, y entrevistaron a varios expertos en sustentabilidad y propietarios de empresas.

Claudio, Esteban y Vasco desarrollaron un modelo de negocio para “Try Green” y vendieron plantas y árboles decorativos en la feria de acción de la exposición del PEP. Recaudaron 200 dólares y destinaron los beneficios a la compra de árboles para la comunidad escolar. Los alumnos investigaron los árboles y plantas que crecen en la zona y decidieron comprar y plantar aguacates y mangos. Estos árboles ahora sirven de alimento para la comunidad escolar.

Los alumnos se están planteando ahora vender la fruta para seguir recaudando dinero y poder plantar más árboles. La vicedirectora de la escuela primaria y coordinadora del PEP Kathryn Rymarz señaló que los alumnos demostraban todos los atributos del perfil de la comunidad de aprendizaje del IB.

“Los alumnos fueron indagadores y pensadores, pues tuvieron que formular muchas preguntas en cada etapa del proceso de desarrollo del proyecto. Sin embargo, también fueron reflexivos, ya que tuvieron que establecer conexiones, modificar sus enfoques y realizar ajustes en las diferentes etapas. Por último, fueron audaces en muchas ocasiones, porque quisieron trabajar con el máximo nivel de independencia posible con respecto a sus padres, entrevistaron a expertos y tuvieron que negociar con la dirección del colegio para sacar adelante su proyecto”.

Este artículo forma parte de una serie de historias de la revista IB World, concebida para dar a conocer las extraordinarias iniciativas que están llevando a cabo alumnos y educadores del IB de todo el mundo. Siga estas historias en Twitter (@IBWorldmag, #IBcommunitystories). Si desea compartir experiencias e historias extraordinarias, escriba a editor@ibo.org.