Top Nav Breadcrumb - Spanish0

Cuatro lecciones secretas de los exámenes del IB

Hemos invitado a un grupo de graduados del Programa del Diploma a que reflexionen sobre cómo han sido sus vidas después de la etapa en el IB y den sus opiniones sobre los temas que prefieran. Irene Sánchez Brualla es una de las autoras colaboradoras del grupo de exalumnos de este año.

Contribución de Irene Sánchez Brualla

Los resultados de los exámenes del Programa del Diploma (PD) ya están aquí y todos los alumnos del IB que se gradúan este año habrán estado esperando ansiosos sus calificaciones. Ahora que ya las tienen, hay varias cosas que deben recordar:

“Quien hace lo que puede, no está obligado a más”

Es una expresión que utilizamos en España. Creo que nos permite ver las cosas desde otra perspectiva cuando nos sentimos presionados para rendir al máximo. Lo que viene a decirnos es que hay cosas que son imposibles, por lo que no tenemos la obligación de conseguirlas. En los exámenes, tenemos que hacer lo mejor posible con los medios y los conocimientos de los que disponemos en ese momento. Si lo hacemos así, podemos estar orgullosos de nosotros mismos. Al recibir nuestras calificaciones del IB, debemos enorgullecernos y saber que lo hicimos lo mejor que pudimos.
Irene Sanchez - 250

En esencia, ahora somos invencibles

Bueno, al menos en nuestra mente. Somos libres de cursos y exámenes, hemos aprendido cosas nuevas (de las asignaturas y de nosotros mismos) y tenemos los resultados. No es momento de centrarse en lo que podría haberse hecho mejor. La perfección no existe. Solo tenemos unos meses para relajarnos y despreocuparnos de los estudios, los exámenes o las calificaciones. Aunque no lo creamos, seguramente lo necesitemos.

Y menciono esto porque creo que es importante. La preocupación puede desviarnos de la realidad, lo cual puede ser contraproducente si, una vez superados los exámenes del IB, tenemos que volcarnos en otras tareas que pueden requerir nuestra atención inmediata para salir bien.

Tenemos por delante nuestro verano más desenfadado

Hemos hecho nuestro trabajo, lo hemos hecho bien y es el momento de pasar a la siguiente etapa de nuestra vida. Ya se trate de la universidad o de cualquier otro camino que elijamos, por lo general es un gran cambio y no podemos prepararnos de antemano. Así que no merece la pena estresarse, no podemos hacer nada todavía. Habrá tiempo de enfrentarse a la nueva situación cuando llegue el momento. Mientras tanto, disfrutemos al máximo del verano.

Debemos mantener el contacto con las personas conocidas

Me gustaría añadir algo que no considero un secreto: casi todos hemos hecho buenas amistades durante nuestra etapa en el IB, pues las experiencias intensas ayudan a crear vínculos duraderos entre las personas que pasan por ellas. Tal vez esto no afecte a los exámenes en sí, pero lo que está claro es que estas amistades pueden ser un pilar de apoyo fundamental durante y después de la época de exámenes. Creo que es importante recordar estas conexiones y verlas como una parte positiva del Programa del Diploma.

La red de exalumnos del IB también nos permite mantener el contacto con la comunidad del IB. Si somos activos y participativos, podremos hacer magníficos contactos y encontrar buenas oportunidades, ¡como la de escribir en el blog!


Irene Sánchez Brualla obtuvo el diploma del IB en el I.E.S. Santa Clara de Santander (España) en 2009. A continuación, se graduó en Ciencias Biomédicas en la Universitat Autònoma de Barcelona (España), y actualmente está cursando un programa de doctorado impartido conjuntamente por la Universitat Autònoma de Barcelona y la Université d’Aix-Marseille (Francia). Cuando no está trabajando o escribiendo publicaciones de blog sobre ciencia o política, le gusta seguir conociendo el complejo mundo en el que vivimos, estudiar otras lenguas (actualmente, el ruso), ver películas de aventuras, nadar y correr.