Top Nav Breadcrumb - Spanish0

El viaje de las “mil colinas”

Un grupo de alumnos de Kenia visita Ruanda para hacer que el aprendizaje cobre vida

Desde el genocidio de Ruanda de 1994, todo el país está colaborando conjuntamente en su reconstrucción. Actualmente, todos los ciudadanos ruandeses de 18 a 65 años aptos físicamente deben participar en actividades de servicio comunitario durante tres horas al mes.

También para ofrecer sus servicios, un grupo de alumnos del Programa del Diploma de la Aga Khan Academy Mombasa (Kenia) viajó más de mil kilómetros.

Como parte de su curso de Individuos y Sociedades, 12 alumnos del PD de la Aga Khan Academy (AKA) visitaron Ruanda recientemente para trabajar con las comunidades locales y ayudar en su desarrollo. Trabajaron con los servicios del Rwanda Development Board y el Rwanda Youth Hostel para fomentar el empleo y la generación de ingresos.

La expedición de aprendizaje, llamada Mille Collines (Mil colinas), ilustra la comprensión interdisciplinaria de Individuos y Sociedades, al centrarse en la historia, la geografía y la economía.

Bhagirathy Jhingran, jefa del departamento de Individuos y Sociedades del PAI y el PD, afirma: “Nuestros alumnos van allí y se integran en el entorno con una actitud humilde. La idea es que se sumerjan y desarrollen una comprensión más profunda del país a través de las distintas perspectivas de Individuos y Sociedades. Los alumnos desarrollaron su capacidad de compromiso, conversación, empatía y apreciación del punto de vista de otra persona”.

“Ahora evalúan la situación y tratan de dar una explicación interdisciplinaria”, añade Jhingran. “Las expediciones ofrecen a los alumnos la oportunidad de adquirir y poner en práctica los atributos del perfil de la comunidad de aprendizaje del IB. De hecho, algunos alumnos regresan a Ruanda después de finalizar el programa y trabajan con varias ONG”.

“Nos hemos dado cuenta de que este tipo de aprendizaje nos ayuda a descubrir nuestras propias verdades, a comprender cuestiones y espacios con nuestros propios sentidos, y a construir nuestro conocimiento personal sobre una comprensión común de diferentes territorios y sus gentes. Esto nos permite seguir avanzando hacia la materialización de los ideales del perfil de la comunidad de aprendizaje de la AKA: asumir la responsabilidad y la dirección del futuro común de la humanidad”.


Este artículo forma parte de una serie de historias de la revista IB World, concebida para dar a conocer las extraordinarias iniciativas que están llevando a cabo alumnos y educadores del IB de todo el mundo. Siga estas historias en Twitter: @IBWorldmag#IBcommunitystories. Si desea compartir experiencias e historias extraordinarias, escriba a editor@ibo.org.