Top Nav Breadcrumb - Spanish0

El IB llega a la universidad

El 3 de septiembre de 2017, la Universidad de Rochester organizó el primer evento de orientación del IB para los alumnos universitarios de primer año que habían cursado el Programa del Diploma (PD). A continuación le contamos cómo se desarrolló y por qué asistieron los alumnos.

Contribución de Sky Brandt
Mientras que en gran parte de EE. UU. se celebraba el fin de semana del Día del Trabajo y se disfrutaba de la última barbacoa del verano, pasé por la Universidad de Rochester, en el estado de Nueva York. Es la primera universidad en organizar una reunión de graduados del IB como parte de un nuevo evento de orientación. Dicho evento tenía el propósito de brindar la oportunidad de conocer a otros graduados del PD y analizar con transparencia lo que significa ingresar en la universidad con el diploma del IB. Por tanto, no iba a ser la típica sesión de orientación en la que uno se sienta y escucha. Así es como se desarrolló:

Parte 1: “¿Tú también estudiaste el PD?”

Llegué temprano y me encontré con un salón de actos vacío en el que había cien sillas y una única tribuna. Me pregunté: “¿Y si no viene nadie?”. Pensé en mi propia experiencia en la universidad hace años. Tenía miles de cosas que hacer durante las dos primeras semanas. ¿Habría evitado asistir a un evento como este? El personal de la Rochester me tranquilizó alegremente: “¡Aparecerán!”.

Los primeros alumnos llegaron pocos minutos antes de la hora de comienzo prevista. Bueno, dos alumnos… no está mal. Se dirigieron a la mesa de inscripción, mirando a su alrededor y preguntándose si estaban en el lugar correcto. Ambos cruzaron una tímida mirada de reconocimiento, sonrieron y entonces sucedió:

“Espera, ¿tú también estudiaste el PD?”

Con una bandeja de buen tamaño llena de fruta y galletas como combustible para la conversación, observé cómo el mismo intercambio se repitió una decena de veces más durante los quince minutos siguientes. Habíamos impreso etiquetas con nombres de Colegios del Mundo del IB, países y temas de la Monografía. Muchos de los alumnos asistentes ya se conocían, pero no habían descubierto todavía algo que tenían en común y que permanecía oculto: las evaluaciones internas, Teoría del Conocimiento (TdC), Creatividad, Actividad y Servicio (CAS), alumnos de cuarto año, alumnos de quinto año, alumnos de séptimo año y las 4.000 palabras.

Los alumnos del IB tienen en su haber una experiencia común. Tuvieron que pensar, leer, escribir, reflexionar y analizar, y luego se les evaluó con los mismos estándares rigurosos. Estos individuos procedían de Kenia, Países Bajos, Turquía, Texas, Nevada, Indiana, Nueva York, Nicaragua y Costa Rica, y se encontraron aquí, en la Universidad de Rochester. Resulta que tenían mucho en común, y la experiencia fue muy divertida. También queríamos que el evento les ofreciera algo único.

Parte 2: Escribir preguntas

Durante la sesión de orientación, los alumnos escribieron preguntas para sus compañeros de tercer y cuarto curso acerca de cómo la educación del IB había favorecido sus estudios universitarios y en qué necesitaron mejorar.[/

La organización invitó a una docena de alumnos de estos cursos a asistir a la sesión. Nos ayudaron a dividir a los nuevos alumnos en ocho pequeños grupos, que se situaron en lugares separados del salón de actos.

Cada pequeño grupo tenía que escribir cinco o más preguntas que se plantearían a un panel de alumnos de la Rochester. ¿Cómo aplicaron su experiencia en el IB a las exigencias académicas de la Universidad de Rochester? ¿Les resultó muy fácil su primer semestre? ¿Qué les resultó más difícil?

Parte 3: ¿El IB me ha preparado para la universidad?

Cuatro de los doce alumnos de tercer y cuarto curso invitados tomaron la palabra. Fueron seleccionados aleatoriamente y abordaron la mayoría de las preguntas. Hablaron de las ventajas, las nociones erróneas y las expectativas con las que los alumnos del IB llegan a la universidad. Muchas de ellas son comunes a las de cualquier nuevo alumno universitario; sin embargo, los alumnos del IB llegan con un conjunto único de puntos fuertes y tal vez uno o dos talones de Aquiles que vigilar. Al cabo de 45 minutos, tuvimos que interrumpir el debate. Los alumnos tenían mucho que decir y no querían dejar nada en el tintero.

Yo era el moderador, así que las siguientes notas son paráfrasis. En mi vuelo a casa, anoté los aspectos que me resultaron más conmovedores y sorprendentes:

P: ¿Están preparados para redactar textos de nivel universitario?

“Muy fácil. Sí. ¿Un ensayo de 1.000 palabras? Ahora parece un ejercicio de calentamiento, después de la Monografía de 4.000 palabras. Verán que están igual de preparados o más que cualquier otra persona de la universidad. Escribirán mucho, y les resultará muy fácil”.

P: ¿Los exámenes del PD eran del mismo estilo que los que se hacen aquí en la universidad?

“Sí. No se preocupen. Los exámenes del IB los preparan exactamente para lo que van a encontrar. Sin lugar a dudas”.

P: ¿El perfil de la comunidad de aprendizaje sigue significando algo para ustedes?

“¿El perfil de la comunidad de aprendizaje? Créannos. Los acompañará toda la vida. Por extraño que pueda parecer, conservar los atributos del perfil de la comunidad de aprendizaje (solidarios, íntegros, informados e instruidos, etc.) nunca será una desventaja”.

P: ¿Tiene TdC un valor real en la universidad?

“Por supuesto. Puede considerarse un curso introductorio a la medicina. La toma de decisiones ética y la aplicación de conocimientos a la hora de trabajar con pacientes y realizar investigaciones es algo que tendrán que estudiar y, lo crean o no, TdC los prepara para ello”.

Hasta ahora, he alabado las bondades del PD. Pero estos atributos son las habilidades que los alumnos ya tienen. Esto no es más que una reafirmación. El valor real de la orientación residió en revelar los aspectos desconocidos de la experiencia universitaria que los alumnos de primer año nunca ven. Por ejemplo:

P: ¿Qué habilidad crítica debemos procurar seguir desarrollando?

“La gestión del tiempo. Incluso las tareas más sencillas, como escribir un correo electrónico, pueden ser fundamentales y pasarse por alto fácilmente. Anoten todas las tareas que quieran realizar en el día (yo uso una pizarra), y cuando las hayan terminado, disfrutarán de la sensación de realización y sabrán que pueden relajarse el resto del día”.

“Sorpresa: la lectura. Sí, seguramente pensarán que leen mucho. Si su especialidad no es de ciencias, no se extrañen cuando tengan que leer uno o dos libros por semana”.

P: ¿Cómo podemos saber lo que tenemos que aprender durante una clase?

“Escuchen y miren con atención. Si un profesor destaca algo, anótenlo. Si subraya algo, anótenlo. A menudo, encontrará la manera de indicarles exactamente lo que es importante”.

P: ¿Para qué aspecto no los preparó el IB?

“Los alumnos del IB deben estar preparados para adaptarse a las nuevas circunstancias y mantener la mente abierta. El PD ofrece una preparación rigurosa, pero solo es una manera de aprender, así que no esperen que el aprendizaje termine ahí o resulte sencillo”.

“Para pedir ayuda y hablar con los profesores. Cuando tenemos dificultades en el PD, normalmente los profesores acuden a nosotros. En la universidad, somos nosotros los que tenemos que acudir a los profesores y hablar con ellos”.

“No todo se puede aprender con un libro; algunas cosas son prácticas, especialmente en informática. Trabajen en grupos y elijan a compañeros de trabajo que les vayan a enseñar algo en el proceso”.

¿Cuál es la respuesta que me pareció más sorprendente?

P: ¿Por qué no obtengo créditos por todos mis exámenes del IB, en especial los de Nivel Medio (NM)?

“Usen los créditos para las optativas, pero es posible que no les interese convalidarlas. Piensen en el ejemplo de las asignaturas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas: el ritmo de las matemáticas y las ciencias en la universidad es muy rápido, mucho más rápido que en cualquier curso de secundaria. Pueden usar los créditos para convalidar un semestre de análisis, pero ¿merece la pena? Tal vez no siempre. No importa cuánto hayan estudiado durante su etapa en el IB. Es posible que se sientan más preparados si se lo toman todo con más calma durante el primer año. Y en cuanto a la clase de análisis… Tal vez repita parte del material de Matemáticas NS, pero también incluirá una decena de cosas nuevas que jamás han visto. Si cursan el primer semestre, el segundo les resultará mucho más fácil y dominarán el tema mejor que nadie”.

¿Tiene alguna otra pregunta? Escríbala en los comentarios de más abajo y trataré de encontrar un graduado del IB que le dé la respuesta.

Sky Brandt gestiona proyectos de comunicación para exalumnos y padres en el IB. Si no está editando una historia de la serie Historias inspiradoras de exalumnos, podrá encontrarlo explorando Washington D. C.

  • Carolina Pinzón

    Gracias, he estado buscando cómo motivar a mis estudiantes a continuar con el PD con compromiso creo que este artículo puede ser una excelente ayuda.