Top Nav Breadcrumb - Spanish0

Empoderamiento femenino en Vietnam

Una iniciativa de microfinanciación impulsada por alumnos del PD ayuda a incrementar los ingresos de los necesitados

En muchas economías de transición, las mujeres de las poblaciones vulnerables suelen ser las últimas en beneficiarse.

Por ejemplo, en la comunidad agrícola de Phu Min (Vietnam), los hombres suelen migrar a las ciudades para ejercer trabajos de baja cualificación. Sin embargo, el dinero que ganan para enviar a sus familias es, por lo general, escaso y variable. Esta situación deja a las mujeres en unas condiciones de necesidad extrema.

Las estrategias de microfinanciación y microcrédito pueden ser la respuesta a este problema, según ha descubierto un grupo de alumnos del Programa del Diploma (PD) students at the United Nations International School Hanoi (UNIS Hanoi).

Por medio de una asociación con la organización benéfica local Bloom Microventures, los alumnos han creado el proyecto de aprendizaje-servicio Microfinance for Change para ejercer un impacto positivo en la comunidad local y averiguar qué se puede hacer a escala global para ayudar a las personas de las naciones en vías de desarrollo a salir de la pobreza extrema.

La microfinanciación y los microcréditos son servicios bancarios dirigidos a personas o grupos de bajos ingresos o en situación de desempleo que no pueden acceder de otro modo a los servicios financieros.

Bloom Microventures utiliza los ingresos obtenidos del turismo para proporcionar pequeños préstamos (de entre 100 y 300 dólares estadounidenses, aproximadamente) sin avales y a intereses muy bajos a mujeres de áreas rurales o comunidades agrícolas. El objetivo es ayudarlas a iniciar sus propios negocios (por ejemplo, de cría de animales) y a mantener una fuente de ingresos estable.

Hasta la fecha, 48 mujeres de la comunidad de Phu Min han recibido 5.000 dólares estadounidenses en cada año académico gracias a este proyecto de servicio.

La jefa del departamento de Individuos y Sociedades del UNIS Hanoi, Donna Frose, que se ha encargado de la supervisión del proyecto durante los tres últimos años, afirma: “Creemos que al dirigir nuestro apoyo a las mujeres, podemos influir más positivamente y lograr las transformaciones más profundas en la comunidad. Al analizar las prácticas de microfinanciación y microcrédito en todo el mundo, vemos que las mujeres suelen ser las que más retribuyen a sus comunidades”.

Akofa Wallace, responsable de comunicaciones del UNIS Hanoi, añade: “La microfinanciación es una solución mucho mejor que los donativos. Permite a las mujeres tomar las riendas de sus vidas y evita la dependencia que normalmente se genera cuando se vive de la caridad”.

Los alumnos también recaudan fondos y compran miel ecológica local al por mayor para venderla a la comunidad del UNIS Hanoi. Con los beneficios, los alumnos engrosan el presupuesto anual disponible para destinar a su proyecto.

Frose afirma: “Los alumnos han adquirido habilidades de empatía, organización y marketing. También han desarrollado habilidades de evaluación de crédito, y una apreciación general de diferentes perspectivas y del carácter caótico y complejo del mundo”.

La alumna del PD Saloni Sharma afirma: “Me he reunido con las mujeres que participaron en este programa y su situación ahora es mucho mejor. Pudimos ayudarlas a proporcionar sustento a sus familias y oportunidades educativas a sus hijos”.


Este artículo forma parte de una serie de historias de la revista IB World, concebida para dar a conocer las extraordinarias iniciativas que están llevando a cabo alumnos y educadores del IB de todo el mundo. Siga estas historias en Twitter:  @iborganization #IBcommunitystories. Si desea compartir experiencias e historias extraordinarias, escriba a editor@ibo.org