Top Nav Breadcrumb - Spanish0

Lecciones sobre la implementación del PD en colegios públicos de América Latina

A pesar de que el Programa del Diploma (PD) tenga sus orígenes en colegios internacionales privados, su implementación se ha ido extendiendo por cada vez más colegios públicos de todo el mundo. En América Latina, ha habido una fuerte proliferación del programa en colegios públicos, y algunos países de la región han utilizado enfoques únicos y variados para introducirlo.

By Mia Jankosky y Emily VanderKamp

Hace poco, publicamos un estudio en el que se exploran estos modelos de implementación en Costa Rica, Buenos Aires (Argentina) y Perú. Los investigadores analizaron el impacto y la implementación del PD en los tres sistemas educativos y debatieron qué se puede aprender de cada uno.

Modelos de implementación

El modelo de implementación del PD en colegios públicos de Costa Rica resulta de la colaboración entre los sectores privado y público por medio de la asociación nacional de Colegios del Mundo del IB y el Ministerio de Educación Pública. En cada colegio público participante del país, algunos alumnos cursan el PD y otros, el currículo nacional. Para conseguir una mayor eficiencia en la implementación, todos los colegios que imparten el PD en Costa Rica ofrecen las mismas asignaturas del programa.

La iniciativa para introducir el PD en colegios públicos de Buenos Aires estuvo dirigida primeramente por el Ministerio de Educación de la ciudad. Como en Costa Rica, en los colegios públicos donde se ofrece, el PD es una opción para alumnos selectos y docentes que deciden participar. A día de hoy, la iniciativa se sostiene sobre todo gracias a los docentes y coordinadores del PD.

En Perú, el Ministerio de Educación instituyó nuevos colegios públicos con régimen de internado, uno en cada región. Todos sus alumnos participan en el PD, a diferencia de lo que sucede en Costa Rica y Buenos Aires. A fin de poder ingresar a estos prestigiosos colegios públicos, los alumnos deben participar en un proceso de selección competitivo.

Los investigadores indagaron también en el efecto que tiene el PD en estos alumnos, docentes y colegios. Si bien hubo grandes diferencias de implementación en los distintos países, se identificaron muchas tendencias comunes en lo relativo a la influencia del PD en los educadores y los alumnos.

Algunos puntos destacados del estudio

Opiniones de los alumnos sobre el PD

Los alumnos de los tres países expresaron opiniones sumamente positivas respecto al PD en general. En particular, indicaron que el programa ayuda a desarrollar habilidades de pensamiento crítico e investigación, así como otras destrezas esenciales (véase la figura 1 de Perú).

Percepción de los alumnos sobre el grado en el que el PD prepara a los alumnos (Perú)

No obstante, el estrés en los alumnos es un problema que ha sido destacado por los alumnos, docentes y funcionarios públicos. Aunque el PD es un programa riguroso que puede requerir adaptar los enfoques de aprendizaje, la mayoría de los alumnos dijo apreciar el estilo de aprendizaje que el programa promueve, así como la relación más cercana con los docentes.

Opiniones de los docentes sobre el PD

En los tres países, los docentes se mostraron muy motivados y comprometidos con el hecho de participar en el PD. Esta motivación se debía principalmente a las características del programa y a la oportunidad de trabajar con alumnos comprometidos.

La mayoría de los profesores indicaron que el PD había hecho revivir su pasión por la enseñanza. En particular, destacaron características del PD como su estilo curricular, su fomento de habilidades de pensamiento y su apertura al aprendizaje, así como los comentarios detallados que reciben de los examinadores del IB. Si bien muchos docentes percibían que el PD es más exigente que el programa educativo nacional, aseguraron sentirse con energías renovadas por el afán de perfeccionar de forma continua sus prácticas pedagógicas. Por ejemplo, un miembro de la asociación de Colegios del Mundo del IB en Costa Rica afirmó lo siguiente:

“El IB es un espacio en donde uno, como docente, tiene libertad; a pesar de la reglamentación, hay un espacio de libertad, de flexibilidad. Hay un reconocimiento, un desafío académico, un proceso de volver a ser profesional: un profesional que estudia, que se actualiza, que investiga, que se posiciona, que puede trascender su país y apoyar a una organización internacional”.

¿Desea más información? En el resumen de la investigación y el informe completo de los investigadores, encontrará más información sobre la implementación del PD en Costa Rica, Buenos Aires y Perú, junto con recomendaciones para cada país.