Top Nav Breadcrumb - Spanish0

La importancia del pensamiento crítico en el siglo XXI

El Bachillerato Internacional (IB) celebrará su Festival Africano de la Educación anual en Johannesburgo (Sudáfrica) el 27 y 28 de febrero de 2020. El tema del festival será “Liderazgo y aprendizaje en el siglo XXI”, y se prestará especial atención a los conceptos de inspiración, innovación e integración.

Conrad Hughes presentará una ponencia sobre el pensamiento crítico en el siglo XXI en el Festival Africano de la Educación de 2020.
Conrad Hughes presentará una ponencia sobre el pensamiento crítico en el siglo XXI en el Festival Africano de la Educación de 2020.

Conrad Hughes, director de secundaria y de la sede La Grande Boissière del International School of Geneva (Suiza), será de nuevo uno de nuestros oradores destacados, después de presentar una ponencia sobre los siete desafíos globales en el Festival Europeo de la Educación de 2019. En su ponencia, Conrad se centrará en el pensamiento crítico en el siglo XXI y reflexionará sobre la importancia del pensamiento independiente en el mundo actual, caracterizado por el exceso de información.

1. ¿Por qué cree que la profundidad del aprendizaje y el pensamiento crítico son tan importantes en el mundo actual?

Vivimos en un mundo de frases pegadizas, tendencias populares, modas, simplificaciones excesivas y desinformación. Esto se advierte en los ámbitos de la política, los medios sociales y los intereses económicos establecidos que dominan muchos campos de la información. En mi ponencia del Festival Africano de la Educación expondré algunos de los casos más flagrantes. Hoy es más importante que nunca cuestionar las fuentes, analizar los argumentos, buscar pruebas sólidas de las afirmaciones e identificar los sesgos ideológicos que hay detrás de los supuestos, sobre todo si tenemos en cuenta la vulgarización del discurso político, la creciente polarización de las posiciones —que incluso llegan a ser extremas— y el sinfín de burdas y persuasivas polémicas que están a la orden del día.

2. ¿Qué información o herramientas necesitan los docentes para fomentar el pensamiento independiente en el aula?

La clave es el conocimiento: el pensamiento crítico no puede producirse en el vacío. Un programa académico deficiente no puede dar lugar a un verdadero pensamiento crítico de calidad. La manera en que abordamos disciplinas como la historia, las ciencias y la economía, los elementos que elegimos analizar y los relatos que compartimos determinan el grado de pensamiento crítico con el que queremos que trabajen los alumnos. En mi ponencia, hablaré de algunos de los puntos más importantes que se deben destacar y problematizar tanto en el programa de estudios como en el currículo.

El pensamiento crítico también tiene su propia terminología, que abarca vocablos como sesgo, posicionamiento, argumento, contraejemplo, intereses creados e ideología, entre otros muchos. Algunos de estos términos y su significado se pueden aprender a edades muy tempranas, por lo que debemos garantizar que los docentes estén preparados para enseñar a los alumnos este nuevo vocabulario.

3. ¿En qué medida cree que la educación del IB fomenta el pensamiento crítico e independiente en los alumnos?

Sin duda, el Programa de la Escuela Primaria (PEP) y el Programa de los Años Intermedios (PAI) fomentan el pensamiento independiente a través de la exposición y el Proyecto Personal, respectivamente. El pensamiento crítico también se desarrolla en el curso de Teoría del Conocimiento del Programa del Diploma (PD). Creo que la decisión del IB de insistir en integrar elementos de Teoría del Conocimiento en los ámbitos del tronco común resulta crucial, porque tiene en cuenta los hallazgos de las investigaciones sobre el pensamiento crítico que sostienen que, para que dicho pensamiento tenga validez y fundamento, debe estar basado en una disciplina.

4. ¿Cómo cree que el pensamiento crítico puede abordar los conceptos de la conferencia (inspiración, innovación e integración)? 

Debemos ser cautelosos a la hora de integrar nuevas ideas en la sociedad y en el currículo sin someterlas al pensamiento crítico. Existen muchos supuestos sobre las nuevas tecnologías y la adopción de determinadas habilidades, los cuales deben explicarse y deconstruirse con cuidado. Hablaré de todos ellos en mi ponencia. La innovación puede ser buena, pero la historia también nos ha enseñado que puede ser terrorífica; por tanto, cierta introspección crítica puede ayudar a moderar la innovación sin sentido. Sin embargo, la mentalidad crítica no debe anular la mentalidad creativa, así que lo mejor es que mantengamos la interacción entre nuestra voz crítica y la puesta en práctica de las ideas y no permitamos que eso apague el fuego necesario para tener esperanza e interés en la vida. La inspiración es un lugar sagrado que debe protegerse, especialmente de la criticidad insípida y gruñona.

Obtenga más información sobre el Festival Africano de la Educación de 2020.