Top Nav Breadcrumb - Spanish0

Un alumno del IB imparte clases de defensa personal para mujeres

¿Cómo pueden los alumnos del Programa del Diploma (PD) ejercer un impacto positivo en el mundo? Hemos hablado con Moiz Lakhani, un alumno de segundo año del PD del Colonel By Secondary School (Canadá), para que nos cuente su labor de empoderamiento femenino a través de su iniciativa galardonada NinjaGirls.

Moiz Lakhani, un alumno del Programa del Diploma (PD) del Colonel By Secondary School (Canadá), no es muy diferente del resto de sus compañeros: tiene que prepararse para los exámenes y redactar ensayos. Sin embargo, en su tiempo libre ha puesto en marcha una iniciativa para el empoderamiento de mujeres jóvenes de todo el mundo. Mientras pasaba una temporada con su familia en Pakistán, descubrió una alarmante tendencia. “Me di cuenta de que los abusos sexuales eran un gran problema en mi país de origen, Pakistán, y no quería que mis primas tuvieran que pasar por algo así”.

Desde ese momento, ha centrado sus esfuerzos en crear un modelo para abordar el problema en todo el mundo y, hace poco, encontró oportunidades para desarrollar su idea. En 2018, Moiz fue el finalista más joven del concurso Impact Challenge de la Asamblea Juvenil de la Friendship Ambassadors Foundation (FAF) por su propuesta para crear NinjaGirls, un proyecto social para dotar a las mujeres jóvenes de las herramientas necesarias para protegerse de los abusos físicos y sexuales. El concepto se basó en otro de sus intereses personales: las artes marciales. Moiz es cinturón negro de jiu-jitsu y kickboxing, y ha representado a Canadá en diversos torneos internacionales, por lo que conoce muy bien las áreas del empoderamiento y la defensa personal.

“Cuanto más investigaba la cuestión, mejor comprendía que los abusos sexuales son un gran problema no solo en Pakistán, sino en otros países de todo el mundo”.

El concurso Impact Challenge de la FAF tiene como objeto ayudar a los jóvenes y crear soluciones para los problemas reales que afrontan las personas en sus comunidades.  Andrew Macdonald, director ejecutivo de la FAF, nos reveló que los concursantes como Moiz “se sometieron a un riguroso proceso de revisión y los finalistas recibieron financiación inicial y asesoría para hacer realidad su visión. Moiz Lakhani ha demostrado una responsabilidad y dedicación extraordinarias con su proyecto, NinjaGirls, para garantizar la seguridad y el bienestar de las mujeres jóvenes de países en desarrollo”.

mHw9Sg56.jpeg

Moiz Lakhani, alumno del Colonel By Secondary School (Canadá) y tres veces campeón mundial de jiu-jitsu, ha puesto su talento al servicio de una causa social.

Si bien Moiz fue el único alumno del PD entre los finalistas del concurso del año pasado, cualquier alumno del IB que tenga una idea con potencial puede proponerse participar en la edición de 2020. “Sé que en la comunidad del IB existe un gran interés en crear un mundo mejor”, señala Macdonald. Y añade: “La FAF tiene el orgullo de seguir ayudando a Moiz a desarrollar su proyecto e invita a otros alumnos y exalumnos del IB de todo el mundo a aceptar el reto de crear soluciones revolucionarias para los problemas más apremiantes de la actualidad”.

Para conocer mejor al protagonista del proyecto, le hemos pedido a Moiz que nos cuente más detalles de su trabajo con NinjaGirls y cómo logró desarrollar la iniciativa mientras estudiaba para obtener el diploma del IB.

¿En qué se inspiró inicialmente para crear el proyecto NinjaGirls?

Moiz Lakhani: Me di cuenta de que los abusos sexuales eran un gran problema en mi país de origen, Pakistán. Lamentablemente, incluso en la actualidad, muchas chicas jóvenes sufren abusos sexuales y las consecuencias del estigma que los rodea. Solo tengo primas, y no quiero que tengan que pasar por algo así. Sin embargo, cuanto más investigaba la cuestión, mejor comprendía que los abusos sexuales son un gran problema no solo en Pakistán, sino en otros en países de todo el mundo. Quise impulsar un cambio, y pensé que la FAF, organización afiliada al UNDPI y entidad consultiva de la Unesco y el ECOSOC, podría aportarme los recursos necesarios para lograrlo.

¿Puede contarnos cómo se desarrolló este proceso desde los primeros pasos de NinjaGirls hasta la obtención de la financiación inicial de la FAF?

ML: Después de informarme sobre el problema de los abusos físicos y sexuales en los países en desarrollo, se me ocurrió la idea de NinjaGirls y presenté mi propuesta a la FAF a través del concurso Impact Challenge, en el que pueden participar jóvenes de entre 16 y 28 años de todo el mundo. Como un primer paso, los participantes tuvimos que presentar una propuesta escrita para explicar la relación entre nuestro proyecto social y la labor de las Naciones Unidas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Los participantes seleccionados en la ronda de propuestas asistimos a una entrevista con miembros de la FAF para explicarles la idea con más detalle. Después de la ronda de entrevistas, la FAF seleccionó únicamente a diez participantes como finalistas para que presentáramos nuestras propuestas ante un jurado en Nueva York. Yo presenté la mía el Día Internacional de la Juventud ante un jurado de cinco miembros. Fui el ganador más joven del concurso y recibí financiación inicial de la FAF y Space Chain, así como asesoría y una plataforma para hacer llegar mi proyecto a más de 40.000 personas.

ml award

Moiz Lakhani recibe el premio del concurso Impact Challenge.

Cómo participar: ¿Le interesaría a su colegio o comunidad beneficiarse del proyecto de Moiz para ayudar a empoderar a las mujeres jóvenes y darles la oportunidad de aprender técnicas de defensa personal? Moiz tiene pensado destinar la financiación de la FAF a ampliar el alcance de NinjaGirls. Escríbanos para expresarnos su interés.

¿Cuál es su mensaje a los colegios para animarlos a implementar NinjaGirls?

ML: En muchos países, los abusos sexuales son un gran problema para las chicas jóvenes. No en vano, según datos de la Organización Mundial de la Salud, 150 millones de chicas menores de 18 años han sufrido violencia sexual o mantenido relaciones sexuales forzadas. Los colegios pueden implementar el programa NinjaGirls para garantizar que las chicas se sientan seguras en sus comunidades y cuenten con las herramientas necesarias para protegerse. Además, muchas de ellas desconocen qué constituye una agresión sexual desde el punto de vista jurídico. Por lo tanto, si reciben educación sobre las leyes relacionadas con los abusos sexuales, podrán protegerse mejor y, en última instancia, sentirse más seguras.

“A través de la colaboración con personas con ideas afines, se puede lograr un mayor impacto colectivo”.

¿Qué consejo daría a otros alumnos que estén trabajando en iniciativas sociales?

ML: El mejor consejo que puedo darles es que se rodeen de un buen equipo. Es muy difícil impulsar un cambio significativo sin ayuda. A través de la colaboración con personas con ideas afines, se puede lograr un mayor impacto colectivo. La búsqueda de mentores también es un aspecto importante del emprendimiento social, ya que sus conocimientos y experiencias son los que permiten que un proyecto prospere y se expanda.

Para conocer mejor a los graduados del Programa del Diploma (PD), lea estas historias de los programas del IB. Escriba a [email protected] para compartir su historia en el IB.