Top Nav Breadcrumb - Spanish0

Mi experiencia como participante del International Brain Bee Championship

La ganadora del certamen nacional de neurociencia y recién graduada del Programa del Diploma (PD) Jenny Sun está entre los 10 primeros clasificados del International Brain Bee World Championship de Corea.

Jenny posando junto a los demás participantes del International Brain Bee World Championship.
Jenny posando junto a los demás participantes del International Brain Bee World Championship.

Jenny Sun tiene el “mejor cerebro” de Canadá, o eso ha demostrado al ganar el certamen nacional Brain Bee de este año. También está entre los 10 primeros clasificados de los 28 países participantes en el International Brain Bee World Championship de 2019, celebrado el pasado mes de septiembre en Corea.

Jenny, que estudió en el Old Scona Academic High School de Edmonton (Canadá), ganó un premio en metálico de CAD 1.500 por su desempeño en el certamen nacional de neurociencia, en el que los jóvenes participantes ponen a prueba sus conocimientos en neuroanatomía, diagnóstico de pacientes y cultura general.

Jenny empezó a interesarse por la neurociencia hace relativamente poco: “Fue en el penúltimo año de secundaria, cuando me planteaba lo que quería estudiar en la universidad”, explica. “Descubrí en la neurociencia un posible campo de interés complejo y fascinante. Estaba ansiosa por ampliar mis conocimientos sobre el sistema nervioso: sus funciones, su desarrollo y las causas de sus trastornos”.

“Lo mejor de participar en el certamen fue conocer a personas inteligentes de todo el mundo que comparten mis intereses”.

Jenny tenía una amiga que quedó segunda en el certamen nacional canadiense Brain Bee del año anterior y que puso en marcha un club en el colegio para animar a otros alumnos a participar. “Pensé que el certamen sería una magnífica oportunidad para conocer mejor el campo que esperaba estudiar en el futuro. Así que me inscribí en la categoría regional y quedé primera, lo que me permitió competir a nivel nacional”.

Gracias a su triunfo en el certamen nacional, Jenny consiguió una plaza para realizar prácticas profesionales durante el verano en el laboratorio de Harley Kurata, en la Universidad de Alberta (Canadá), una experiencia que ella misma describe como “sumamente valiosa”.

La clasificación de Jenny en el certamen internacional es un logro extraordinario, teniendo en cuenta lo apretada que tenía la agenda en ese momento entre los exámenes, las prácticas profesionales, sus vacaciones en China y la gestión de su traslado a la Universidad de Alberta.

Jenny recibiendo el trofeo de ganadora y un premio en metálico de CAD 1.500 en el certamen nacional canadiense Brain Bee.

“Hubo un momento en que entré en pánico porque no sabía si iba a poder estudiar suficiente material a tiempo. Sin embargo, al final me di cuenta de que lo que yo buscaba participando en este certamen era ampliar mis conocimientos sobre neurociencia y desarrollar mi interés en ese campo. Al final, el puesto en la clasificación es lo de menos. Lo que importa es la experiencia y las cosas nuevas que aprendí”.

“Lo mejor de participar en el certamen fue conocer a personas inteligentes de todo el mundo que comparten mis intereses y dedican su tiempo al estudio de la neurociencia. Visitar un país como Corea también fue una experiencia increíble. En general, puedo decir que disfrute muchísimo en el International Brain Bee. Es un acontecimiento que siempre recordaré”.

El certamen también proporcionó a Jenny una buena preparación para la universidad. “Mi comprensión de las distintas estructuras y funciones cerebrales alcanzó unos niveles que jamás habría esperado”, señala. “Este certamen me ha permitido vislumbrar los campos de la neurociencia y la medicina estando aún en secundaria, lo cual me parece algo extraordinario. Estudiar esas materias también me sirvió para preparar mis exámenes de Biología NS”.

En lo que respecta al futuro, Jenny quiere seguir ampliando sus conocimientos sobre el sistema nervioso humano, así como ayudar a identificar y tratar sus trastornos.

“Actualmente, estoy centrada en conocer mejor los mecanismos subyacentes de la epilepsia y las enfermedades convulsivas. Me encantaría poder seguir cultivando estos intereses en el futuro, quizás durante mis estudios universitarios. Estoy decidida a desarrollar una carrera relacionada con la neurociencia. Sin embargo, haga lo que haga al final, espero poder influir positivamente en la comunidad científica y la sanitaria”.

Este artículo forma parte de una serie de historias de la revista IB World, concebida para dar a conocer las extraordinarias iniciativas que están llevando a cabo alumnos y educadores del IB de todo el mundo. Siga estas historias en Twitter: @IBorganization#IBcommunitystories. Si desea compartir experiencias e historias extraordinarias, escriba a [email protected].