Respaldo a la agencia de los alumnos en la primera infancia

Jenny Yan, coordinadora del PEP del Summerhill International School (Japón)

Este artículo ilustra la importancia de tener en cuenta la opinión de los alumnos y el aprendizaje eficaz que puede darse cuando se les permite tomar la iniciativa.

Planificación de la indagación

Cuando transitábamos el primer año de nuestro Programa de la Escuela Primaria (PEP), los docentes del Summerhill International School cambiaron su enfoque de la planificación de una unidad de indagación en equipos a un proceso colaborativo que incluyera las opiniones de los alumnos en el planificador.

Escuchar las opiniones de los alumnos

Nuestros alumnos de cinco años estaban explorando la idea central: “Los miembros de una comunidad pueden cooperar para cumplir objetivos comunes”, bajo el tema transdisciplinario “Cómo nos organizamos”. En los juegos grupales, los alumnos descubrieron que su maestra se había comprometido durante el receso y estaban ansiosos por enterarse de sus planes para la boda. Cuando escucharon a su maestra decir que aún no había tenido tiempo para planificar la boda, un alumno respondió: “Bueno, podemos ayudarte con los planes”. Todos se entusiasmaron mucho con esa idea y así nació el “Proyecto Boda”.

Permitir que los alumnos tomen la iniciativa

Una forma de identificar que los alumnos tienen agencia es cuando tienen la “facultad de actuar”. Cuando los alumnos pasan de ser receptores pasivos a tener un rol mucho más activo en el proceso de aprendizaje, y a participar activamente en las decisiones sobre el aprendizaje, entonces tienen más agencia.

 (Derek Wenmoth, CORE Education 10 Trends)

Los alumnos empezaron a pensar qué necesitaban planificar para la boda. Cuando comenzaron a intercambiar opiniones, decidieron que necesitaban alguna forma de registrar y recordar sus ideas. Registraron sus ideas en tarjetas y las pegaron en una pared. Cuando los alumnos comenzaron a prepararse para poner en práctica sus ideas, surgió un sistema para organizar todas las ideas, además de los roles y responsabilidades de cada uno. Después de una discusión en grupo, los alumnos decidieron organizar sus ideas en categorías y designar quién haría cada cosa.

Cuando comenzaron, empezaron a asumir diferentes roles dentro del plan para la boda. Los alumnos negociaron sus responsabilidades con sus amigos, administraron sus propios materiales y luego eligieron un espacio para guardar su proyecto en desarrollo. También usaron el calendario para administrar su propio tiempo, contando cuántos días les quedaban hasta la celebración de la boda.

Suma de todo lo aprendido

Después de todos los preparativos de la boda para la novia, los alumnos centraron su atención en la ceremonia y los eventos de celebración. Habían decidido que, como no podrían asistir a la boda en sí, harían una celebración de la boda en clase con su maestra. Esto suscitó un nuevo interrogante sobre cómo la gente celebra las bodas. Los niños asumieron el papel de organizadores de bodas al planear y organizar el programa de eventos, la lista de invitados, qué ropa usar, y cómo preparar y decorar el salón. Incluso encontraron una manera de asegurarse de que el novio estuviera presente en la boda.

Qué aprendimos

A lo largo de esta unidad, fuimos testigos del poder de la agencia de los alumnos cuando los hacemos partícipes del proceso de planificación. Tanto los alumnos como los maestros aprendieron mucho durante la indagación. A través de un diálogo reflexivo, los docentes se dieron cuenta de cuán eficaz resulta dejarse guiar por los alumnos, y qué efecto de empoderamiento tiene cuando los alumnos son responsables de dirigir la indagación y se involucran realmente en lo que está sucediendo. A medida que los maestros se fueron sintiendo más cómodos con la capacidad de los alumnos pequeños para encaminar la indagación, la profundidad y la calidad de la indagación aumentaron sustancialmente.

Al principio de nuestra trayectoria del PEP, tratamos de planificar una indagación dirigida por los alumnos marcando todas las casillas del planificador, sin dejar espacio para las ideas de los alumnos en la planificación. Como colegio que recién ha comenzado a implementar el Programa de la Escuela Primaria del IB, sentimos alivio al saber que la unidad estaba planificada y, en cierto modo, “terminada” antes de que comenzáramos el aprendizaje. Ahora hemos cambiado nuestra forma de pensar y preferimos tener un planificador que empiece solo con algunos buenos estímulos y un entorno estimulante. Esto significa que hay espacio para las ideas de los niños en el planificador. La indagación dirigida por los alumnos solo puede darse cuando escuchamos y respetamos las ideas de los niños y nos tomamos el tiempo para planificar la unidad juntos.

Referencia:

WENMOTH, D. “Ten trends 2014: Agency”. En EDtalks [en línea]. 2014. <http://edtalks.org/#/video/ten-trends-2014-agency>.

Jenny Yan es la coordinadora del PEP en el Summerhill International School, un colegio solicitante del IB. Ha sido educadora del PEP durante siete años y le apasiona apoyar el desarrollo del pensamiento crítico y creativo por parte de los alumnos.

, ,

No comments yet.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.