Serie sobre la primera infancia en el PEP: Documentación del aprendizaje (episodio 3)

En el último episodio de la serie de Voces del IB centrada en el material de ayuda La primera infancia en el PEP, conversamos con Anne van Dam y Kathryn O’Connell, educadoras de la primera infancia que han trabajado en contextos locales y globales. Con ellas, exploramos algunas de las dificultades y las oportunidades para los educadores con respecto a la documentación del aprendizaje. Lea un resumen de la conversación del pódcast.

Summary of IB voices: PYP Early Years series- episode 3

“El proceso de documentación debe ser agradable y manejable. Los docentes deben documentar su trabajo y utilizar esa información de manera adecuada. La información obtenida debe ser la base de la planificación para cada alumno y para todo el grupo. Les damos sentido a los procesos por los cuales los niños les dan sentido a las cosas”.

Sue:

La evaluación del PEP tiene cuatro dimensiones: el seguimiento, la documentación, la medición y la comunicación de resultados del aprendizaje. En la primera infancia, estas dimensiones están interconectadas y los indicios de un área a menudo pueden respaldar otra área. Hay un vínculo obvio entre el seguimiento y la documentación, y ya hemos hablado de algunas de las dificultades relativas a esto en un pódcast anterior. Así que lo que quiero que hagamos ahora es profundizar en el proceso de documentación y explorar las dificultades y oportunidades relativas a esta práctica clave. Anne, ¿quiere responder?

Anne:

La primera dificultad surge probablemente en el momento de definir qué estamos buscando y qué queremos documentar. Pero, en cierta medida, también hay que ser sistemáticos. Por una parte, tenemos que hacer un seguimiento del progreso en las diferentes áreas de desarrollo de cada alumno. Por la otra, tenemos el proceso de indagación del grupo. Entonces, ¿cómo observamos y documentamos los enfoques del aprendizaje y los atributos del perfil de la comunidad de aprendizaje? ¿Cómo observamos, documentamos y medimos la comprensión de una idea central específica?

Así que debemos ser sistemáticos. El proceso de documentación debe ser agradable y manejable. Los docentes deben documentar su trabajo y utilizar esa información de manera adecuada. Dicha documentación debe ser la base de la planificación para cada alumno y para todo el grupo. Les damos sentido a los procesos por los cuales los niños les dan sentido a las cosas. Creo que hacer este ejercicio de manera colaborativa nos ayuda a mantener el pensamiento del alumno conectado con el pensamiento del grupo, que está en constante evolución.

Otra dificultad que quisiera destacar, y de la que he escuchado hablar muchísimas veces, es que la documentación puede alejarnos de los niños. Al respecto, tengo que decir que a mí me conecta con ellos. Con el tiempo se desarrolla la capacidad de capturar un hermoso momento muy específico que represente algo del alumno y del proceso de indagación del grupo. Así que recomiendo que se acostumbren a esa dificultad porque toma tiempo superarla.

“Reflexionen sobre lo que han creado y adónde quieren llegar”.

Kathryn:

Estoy completamente de acuerdo con Anne. Me encanta que diga que es la identidad del docente como indagador o pensador. En realidad, es una manera de hacer lo que todos queremos hacer: poner en práctica el perfil de la comunidad de aprendizaje. También me gusta lo que dijo Anne sobre ser sistemáticos. Es necesario organizar el aula para que se autogestione, a fin de tener el espacio y el tiempo de sentarse, mirar, ver y escuchar.

Pienso que con cada paso de la documentación, cada docente recorre su propio camino. No solo hay que indagar sobre el nivel de desarrollo de los alumnos, sino que también hay que ser amables y considerados, indagar acerca de nosotros mismos, y validar nuestros progresos y éxitos. Hay que darse cuenta de que se empieza con preguntas como: ¿Cuáles son las intenciones de los alumnos? ¿A qué intentan darle sentido? Hay que hacer que el objetivo sea conocer de verdad a los alumnos, sus experiencias pasadas y sus pensamientos.

La siguiente cuestión o dificultad es saber qué hacer con toda la información, las fotos y las notas recabadas. Yo diría que la respuesta es reflexionar. Hay un riesgo inherente en esto: ver lo que los alumnos estaban haciendo mal. Eso está bien, ya que abre un diálogo y permite aprender más.

Anne:

Además, hay que estar más cómodos con esta idea de subjetividad, ¿verdad? Porque, si se considera que enseñar es un arte, entonces hay muchas maneras de abordar una situación específica. Pienso que lo mejor es ver estas dificultades como oportunidades y trabajar con los demás, apreciar los distintos puntos de vista, y aprender de ellos y con ellos.

Sue:

Anne, quizá quiera decirnos algo más sobre la documentación como un proceso agradable.

“No se trata de documentar lo que ocurre, sino de dar un punto de vista. Encuentro agradable el proceso de registrar lo que observo, de ver los patrones con el tiempo y de recordarme a mí misma que puede haber otras cosas que buscar”.

Anne:

Sí. Tiene que ser agradable, ¿no? Supongo que esto se inspira mucho en Reggio. No hay nada que no pueda ser agradable para los niños y los adultos. Si disfrutamos de nuestro trabajo con los alumnos, la documentación nos da la posibilidad de escuchar y la oportunidad de documentar lo que vemos. Sé que Rinaldi habla mucho de esto. No se trata de documentar lo que ocurre, sino de dar un punto de vista. Encuentro agradable el proceso de registrar lo que observo, de ver los patrones con el tiempo y de recordarme a mí misma que puede haber otras cosas que buscar. La documentación verdaderamente nos muestra, tanto a los educadores como a los padres, que los alumnos son competentes. Pensar en ellos de esa manera me da mucha alegría y espero que quienes escuchen este pódcast empiecen a hacerlo también.

Kathryn:

Estoy completamente de acuerdo. Cuando se está en el proceso de documentación y se han hecho observaciones, cuando se tiene toda la información y se está pensando en qué hacer después para crear un entorno de aprendizaje que favorezca el pensamiento, considero que es posible divertirse con los alumnos y que ese proceso de aprendizaje sea divertido también para los docentes. Cuando es divertido para los docentes, es divertido para los alumnos. Puede que piensen: ¿Qué voy a hacer con los alumnos después? ¿Qué voy a elaborar? ¿Qué tipo de entorno voy a crear? ¿Qué materiales se necesitan para ampliar verdaderamente su pensamiento sobre el concepto o la idea con la que están jugando?

Anne Van Dam

Anne van Dam ha trabajado como docente, coordinadora, directora de colegio y vicedirectora de escuela primaria en colegios internacionales de China, Singapur y Suiza. Empezó a trabajar en el EtonHouse International Pre-School en 2007, atraída por su visión de centrar el aprendizaje en las competencias de los niños para crear sentido y establecer relaciones. En agosto de 2011, Anne asumió el cargo de vicedirectora del International School of Zug and Luzern (ISZL). Allí, apoyó el desarrollo de una nueva visión compartida para el aprendizaje en la primera infancia, poniendo mucho énfasis en las relaciones, el juego, los espacios de aprendizaje y la documentación del aprendizaje.

Anne regresó a los Países Bajos en 2015, lo que le ha dado la oportunidad de colaborar con el equipo de desarrollo del PEP durante dos años en el centro global del IB en La Haya. Ha trabajado en la revisión del PEP centrándose en la agencia de los alumnos, la primera infancia, la indagación y muchos otros aspectos de la comunidad de aprendizaje. Anne sigue trabajando con el IB como responsable del taller y colabora con colegios internacionales como asesora educativa independiente. Desde mayo de 2019, Anne también aprende junto con niños de cuatro a seis años en un colegio del PEP de un barrio de escasos recursos de La Haya.

Kathryn O’Connell es una educadora entusiasta con una actitud de aprendizaje durante toda la vida, y cuenta con 25 años de experiencia en la enseñanza y el liderazgo. Ha trabajado de forma interna y como asesora en 30 colegios de 12 países de 4 continentes. Su experiencia incluye la enseñanza en varios niveles académicos y el trabajo como coordinadora del PEP, directora de escuela primaria y directora de colegio. Actualmente enseña en el Australian International School de Phnom Penh.

Tiene un título de grado en Educación Primaria y un máster en Currículo y Enseñanza de la Universidad Estatal de Michigan (EE. UU.). Actualmente estudia para obtener un certificado en Administración y Dirección de Colegios de la Escuela de Negocios y la Escuela Superior de Educación de la Universidad de Harvard.

Además imparte y crea talleres para el Bachillerato Internacional y Compass Education, y ha sido tutora de cursos en línea del programa WIDE World de la Escuela Superior de Educación de la Universidad de Harvard.

Su mayor pasión y orgullo son los niños y la educación.

Kate O'Donnell
Sue Tee

Sue Tee es responsable del currículo de Artes y primera infancia del PEP en el centro global del IB en La Haya (Países Bajos). Es originaria del Reino Unido y ha trabajado en varios colegios internacionales de Hong Kong y Países Bajos, como docente y miembro del personal de dirección. Si bien ha desempeñado funciones en todos los niveles de la escuela primaria, lo que más le gusta es trabajar con grupos de la primera infancia, con los que ha pasado más tiempo aprendiendo de la mano de fantásticos educadores y alumnos.

El currículo de la primera infancia está diseñado para alumnos de tres a seis años del PEP. Para obtener más información sobre las estrategias de implementación de la primera infancia en el Programa de la Escuela Primaria y sus resultados (en inglés), haga clic aquí. 

No comments yet.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.