Top Nav Breadcrumb - Spanish0

Cómo fomentar la excelencia de las mujeres en ciencias y matemáticas

Con motivo del primer Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, la exalumna del Programa del Diploma Eva Manova nos ha hablado de una magnífica oportunidad para fomentar la excelencia de las mujeres en ciencias y matemáticas.

Contribución de Eva Manova

La exalumna Eva Manova obtuvo un máster en Química en la Universidad de Edimburgo y un doctorado en la misma disciplina en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

La exalumna Eva Manova obtuvo un máster en Química en la Universidad de Edimburgo y un doctorado en la misma disciplina en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

En secundaria, el número de mujeres que estudian asignaturas de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) es menor que el número de hombres. Esta situación también se da en los colegios de secundaria que ofrecen el Programa del Diploma (PD) del IB. ¿A qué se debe que las mujeres eviten este tipo de asignaturas? La razón no es que las mujeres estén menos capacitadas para las asignaturas de STEM que los hombres. Posiblemente, la causa sea que las oportunidades no son las mismas para ambos sexos.

En un estudio publicado recientemente por Bergeron y Gordon (2015), se examinan las cifras de matriculación y desempeño en las asignaturas de STEM de Nivel Superior (NS) de los alumnos del PD que se presentaron a los exámenes del IB entre 2005 y 2010. Pese a que las mujeres demostraron un desempeño igual de bueno que los hombres, el estudio demostró que las mujeres optan por matricularse en cursos de STEM de NS con mucha menor frecuencia que los hombres. No es de extrañar, por tanto, que la mayor diferencia en las cifras de matriculación corresponda a las asignaturas de Informática, Física y Matemáticas. Si bien yo misma soy una mujer en STEM, debo admitir que estos campos dominados por el sexo masculino nunca estuvieron entre mis opciones. Mi actitud se veía influenciada por los estereotipos de género y por la ausencia de información. No recuerdo ni un solo evento o jornada de orientación profesional en que una mujer haya hablado de estos campos con entusiasmo y me los haya presentado como una profesión más atractiva.

Al hablar del tema con mis amigas y compañeras de STEM, Maria Gabrani (del Laboratorio de Investigación IBM de Zúrich) me explicó su punto de vista sobre el origen del problema: en su opinión, ya desde muy pequeñas, las niñas no reciben el estímulo adecuado para ver el carácter divertido e interesante de estas asignaturas. Más adelante, y posiblemente como consecuencia de esta falta de estímulo, las mujeres tienden a elegir profesiones que tienen un impacto positivo en la sociedad, en lugar de experimentar, divertirse y crear cosas interesantes. Por ejemplo, la ingeniería biomédica (que tiene un carácter más clínico y un impacto más directo en la sociedad) cuenta con una mayor representación femenina que la informática. Esta realidad me induce a creer que es importante comprender que todas las asignaturas de STEM son fundamentales para abordar los problemas sociales. Además, dado que las áreas de investigación en los campos de STEM se solapan con frecuencia, cada vez cobra más importancia el conocimiento de varias de estas asignaturas. Por ejemplo, en química o biología, la simulación por computador desempeña una función muy importante para ayudarnos a entender sistemas que resultan difíciles o imposibles de estudiar de manera experimental.

Chinese-Female-Woman-Scientist-Blue-Flask-In-Laboratory

Lamento que nadie me animara a aprender programación en secundaria. Ahora sé lo útil que me resultaría haber desarrollado antes este tipo de habilidades. En cualquier caso, al margen de la falta de estímulo externo, reconozco que yo tuve parte de culpa. Cuando recuerdo mi etapa de estudiante, me doy cuenta de que me centré demasiado en obtener buenas calificaciones, en lugar de en el proceso de aprendizaje. Aunque soy consciente de la importancia de las calificaciones a la hora de evaluar las solicitudes de ingreso en la universidad, ahora me pregunto si podría haber aprovechado mejor el tiempo. El requisito de Creatividad, Actividad y Servicio (CAS) es un componente troncal obligatorio del PD y, sin embargo, no se califica. Los proyectos de CAS deben incluir actividades con una finalidad determinada y producir unos resultados positivos para la comunidad local. Debería haber aprovechado este componente como una oportunidad para utilizar los recursos disponibles para desarrollar mis habilidades y explorar mis intereses en los campos de STEM. En lugar de eso, me limité a asegurarme de que cumplía todos los requisitos de CAS. No pensé demasiado en si mi tiempo y mi trabajo de verdad merecían la pena. Podría haber adquirido infinidad de habilidades que me hubieran servido en las clases (y fuera de ellas) y hubieran contribuido también a que alcanzara una buena calificación al final. Pero no me di cuenta de ello hasta mucho después.

Finalicé el PD hace una década. Si analizo los cambios que se han producido a lo largo de estos diez años, creo que en lo que respecta a la enseñanza de STEM, la buena noticia es que está aumentando el número de iniciativas centradas en estimular el interés de las niñas en los campos de STEM a través de su participación en actividades prácticas y divertidas. También hay más modelos femeninos que destacan. Un elemento clave para el éxito es aumentar la visibilidad de las opciones disponibles, por ejemplo, a través del proyecto de CAS para los alumnos del PD. En un entorno relajado, las alumnas pueden descubrir más fácilmente las áreas en las que mejor se desenvuelven. La identificación de un nuevo talento puede cambiar por completo su trayectoria profesional. Por supuesto, con esto no quiero decir que a todo el mundo le vayan a entusiasmar los campos de STEM. No se debe forzar a nadie, y mucho menos por motivos de desigualdad de género. Sin embargo, sí creo que una mejor comprensión del impacto de los campos de STEM en la vida cotidiana de todos nosotros y la adquisición de habilidades técnicas básicas en un mundo hiperconectado e impulsado por la tecnología son herramientas útiles para cualquier persona. Con ello no solo se amplían nuestras habilidades profesionales, sino que también progresa nuestro desarrollo personal. Además, la capacidad de ampliar y combinar continuamente nuestras habilidades puede abrirnos muchas puertas, incluidas aquellas que todavía no conocemos.

Referencias y lecturas adicionales:

BERGERON, L. y GORDON, M. “Establishing a STEM Pipeline: Trends in Male and Female Enrollment and Performance in Higher Level Secondary STEM Courses”. International Journal of Science and Mathematics Education. 2015. P. 1-18.


Eva Manova siente fascinación por transmitir su pasión por los campos de las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM). Después de recibir el diploma del IB en 2006 en el Prague British School, continuó con sus estudios y obtuvo un máster en Química en la Universidad de Edimburgo y un doctorado en la misma disciplina en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich. Actualmente trabaja en la industria farmacéutica. En su tiempo libre, Eva disfruta leyendo libros en papel y participando en las inspiradoras discusiones que suelen tener lugar después con su club de lectura. También practica esquí y pilates, y experimenta con la elaboración de batidos.

,