Top Nav Breadcrumb - Spanish0

Las artes y las ciencias se unen en una profesión


Compartimos con orgullo las historias de nuestros exalumnos en el año de nuestro 50.o aniversario


El Óscar en la categoría de mejor animación de este año fue para Coco, una película de Disney. Se trata de un cuento mexicano, ambientado en la celebración del tradicional Día de Muertos del país, con una gran cantidad de personajes y una magnífica banda sonora.

Uno de los muchos animadores de la película fue Harsh Agrawal, exalumno del IB. Harsh estudió en el Jayshree Periwal International School (India), donde cursó asignaturas de matemáticas y ciencias, además de Artes Visuales, y ahora trabaja en Estados Unidos en la compañía de Disney Pixar. Actualmente está trabajando en la animación de la cuarta película de la serie Toy Story.

“He recorrido un camino inusual, y también muy largo”, cuenta Harsh, quien es oriundo de Rairangpur, en la zona oriental de la India. “Habiendo nacido en un pequeño poblado de la India, en el seno de una familia pobre y conservadora, no ha sido fácil para mí dedicarme al arte”.

Sin embargo, Harsh nunca dejó de lado su pasión. De pequeño era un alumno brillante y sus padres lo animaron a estudiar matemáticas y física. Querían que se preparara para el examen del Indian Institute of Technology (IIT).

“Eso implicaba ir a clases después del colegio y estudiar de 12 a 14 horas al día en ingeniería”, recuerda Harsh. “Mis padres me obligaron a prepararme para el IIT, así que no tenía elección. Era lo único que había en ese momento. Sin embargo, yo seguía pintando cada vez que tenía ocasión”.

Por suerte, una profesora de artes de su colegio vio su trabajo y lo animó a solicitar plaza en el Programa del Diploma (PD).

“Dijo que podría dedicarme al arte, pero en aquel momento no tenía ni idea de que el arte pudiera ser una opción profesional”, recuerda Harsh.

Afortunadamente, el director del colegio le ofreció a Harsh una beca completa, gracias a la cual pudo estudiar Artes Visuales junto a sus asignaturas de Matemáticas y Ciencias.

Y luego tuvo uno de esos golpes de suerte que cambian la vida. Un día, un educador de un centro de estudios superiores estadounidense llamado Savannah College of Art and Design (SCAD, ubicado en Savannah, Georgia) visitó el colegio de Harsh y se fijó en su trabajo. Era evidente que el joven tenía un gran talento, y el visitante le sugirió que enviara una solicitud para estudiar artes en Savannah.

“Ni siquiera podía planteármelo, porque no podía permitirme pagar un vuelo a EE. UU., ni mucho menos estudiar a tiempo completo en un centro de estudios superiores estadounidense. La educación en Estados Unidos es muy cara”, recuerda Harsh.

Por suerte, existían las becas. Con el aval de unas calificaciones excelentes en el Programa del Diploma, Harsh envió su impresionante carpeta de trabajos. Consiguió una beca completa para estudiar efectos visuales en Savannah.

“Era una gran oportunidad para mí. La idea de estudiar artes a tiempo completo me entusiasmó. Estaba muy motivado y me esforcé mucho. Dormía una noche de cada dos y centré toda mi energía en el aprendizaje de efectos visuales y el desarrollo estético. Admito que no era un hábito muy saludable”, señala.

En un año había adquirido experiencia en organizaciones como Microsoft y la NASA. Luego llegó una oferta para hacer prácticas profesionales en Pixar.

Después de graduarse en la Universidad de la Ciudad de Hong Kong, Harsh ahora trabaja a tiempo completo en Pixar, donde se encarga de la dirección técnica del sombreado. Reside en Emeryville, California.

La mayor parte de su trabajo consiste en crear las texturas de los personajes y decorados de las películas de animación. “Forma parte del proceso de desarrollo mediante el que se decide el aspecto que tendrá un personaje en la pantalla, de qué color debe ser y cómo responderá el material a las diferentes condiciones de iluminación”, explica.

Aunque ha participado en la animación de numerosos cortos, Coco ha sido su primer largometraje.

“Estaba en el departamento de personajes. Trabajé en la textura y el sombreado de muchos elementos de la película. Ayudé con todos los personajes de fondo, la ropa y el sombreado del esqueleto de los personajes del Día de Muertos”.

Harsh dice que le encanta el hecho de que su trabajo combine el arte con su formación tecnológica en matemáticas y ciencias. “Los trabajos de sombreado y textura son en los que mejor encajo, pues combinan a la perfección la pintura y la tecnología”.

Valora mucho cómo la educación del IB le ha permitido estudiar artes y ciencias al mismo tiempo.

“La educación del IB me puso en contacto con el mundo artístico. Me permitió pintar y ser más creativo. Era un enfoque muy práctico y experimental en comparación con el programa de estudios tradicional de la India”, asegura.

Afirma que sus buenos resultados en el IB lo ayudaron a conseguir becas para continuar con sus estudios superiores.

“También me proporcionó unos conocimientos básicos sólidos para aprender habilidades más específicas más adelante. Pero quizás lo más valioso de todo sea que me enseñó un enfoque del aprendizaje basado en la investigación que todavía sigo aplicando en mi vida diaria”, añade.


Esta historia forma parte de las celebraciones de nuestro 50.° aniversario en 2018. Póngase en contacto con nosotros por correo electrónico para hablarnos de alguien que pueda contarnos una buena historia.