Top Nav Breadcrumb - Spanish0

Un joven alumno del IB recibe el Premio Diana

El alumno del Programa del Diploma (PD) Ziyaan Virji ha recibido el Premio Diana como reconocimiento a su proyecto de producción de recursos de higiene femenina necesarios para acabar con la pobreza menstrual.

Ziyaan Virji presentando sus compresas lavables y reutilizables.
Ziyaan Virji presentando sus compresas lavables y reutilizables.

Aproximadamente 500 millones de chicas de todo el mundo no tienen acceso a los recursos de higiene femenina que necesitan. Un alumno del Programa del Diploma (PD) de Kenia está haciendo todo lo posible por cambiar esta situación mediante la toma de conciencia y la educación de las comunidades con respecto a este grave problema. Su labor y sus continuos esfuerzos por acabar con la pobreza menstrual han sido galardonados con el Premio Diana.

Aproximadamente 500 millones de chicas sufren la denominada “pobreza menstrual”.

El costo de los productos de higiene femenina es muy elevado.

La salud reproductiva no está presente en la enseñanza de muchos currículos.

Ziyaan Virji, un alumno de la Aga Khan Academy Mombasa, puso en marcha la campaña Affordable and Accessible Sanitation for Women (AASW). Esta iniciativa, en la que trabajan voluntariamente jóvenes de diferentes países, colabora con la organización comunitaria Tunaweza Women with Disabilities para producir y distribuir productos de higiene femenina lavables, reutilizables, económicos y respetuosos con el medio ambiente.

¿Cómo empezó todo?

Lo que comenzó siendo el Proyecto Personal del Programa de los Años Intermedios (PAI) de Ziyaan se ha convertido en una iniciativa que presta ayuda a más de 500 chicas de Kenia, Tanzania, Pakistán, India, Nigeria y Emiratos Árabes Unidos.

Ziyaan ha recibido el Premio Diana por salir de su contexto cotidiano para propiciar y mantener un cambio positivo. El premio, creado en memoria de la princesa Diana de Gales, se inspiró en su creencia de que los jóvenes pueden cambiar el mundo.

Está considerado como uno de los galardones en el ámbito de la acción social y humanitaria más prestigiosos que una persona joven puede recibir.

Ziyaan afirma: “He descubierto mi propósito en la vida —propiciar cambios positivos y dejar una huella en las vidas de los demás—. Mi empatía y solidaridad me impulsan a resolver el problema de acabar con la pobreza menstrual y los estigmas que la rodean”.

Ziyaan Virji presentando a los jóvenes asistentes al TechFest 2.0 la misión de su organización: empoderar a las mujeres.

«El hecho de ser un chico joven en este ámbito supone una ventaja, porque puedo aportar una perspectiva diferente con respecto al período, y servir de inspiración a otros chicos y chicas para que tomen parte en la conversación y actúen.»

¿Cómo se dio a conocer el proyecto?

La organización AASW utiliza las redes sociales, diferentes eventos y sesiones educativas para crear conciencia y divulgar información. Las sesiones están abiertas a docentes, chicos, chicas, padres y autoridades municipales, y tienen lugar en el Academy and Unity School de Bombolulu, el colegio asociado principal del equipo de Mombasa de la Aga Khan Academy.

“La salud reproductiva no está presente en la enseñanza de muchos currículos”, explica Ziyaan. “E incluso cuando lo está, los contenidos que se imparten son mínimos. En los contextos culturales y religiosos de nuestros grupos de destino existen muchas ideas equivocadas sobre la salud menstrual. Además, en los colegios donde se enseña salud menstrual y reproductiva, la timidez de los alumnos les impide plantear preguntas o abordar el tema en profundidad”.

Durante un programa de dos a seis sesiones, se da una explicación científica del ciclo menstrual y su funcionamiento. Dichas sesiones incluyen discusiones informales sobre distintos temas, entre los que se cuentan cómo mitigar los dolores menstruales y qué tipos de productos de higiene femenina existen. Asimismo, los asistentes reciben un cuadernillo menstrual diseñado por la AASW en inglés o en la lengua local.

Niñas jugando en el Unity School de Bombolulu (Kenia).
Niñas jugando en el Unity School de Bombolulu (Kenia).

La AASW también organiza talleres para mujeres en Tunaweza y para chicas en el Unity School, donde aprenden a confeccionar sus propias compresas reutilizables. “Esta actividad las prepara para ayudar a otras jóvenes de la comunidad y les ofrece una alternativa de emprendimiento”, señala Ziyaan.

«Me gustaría seguir hablando en público y usando las redes sociales eficazmente para inspirar a más personas.»

Ziyaan ha demostrado varios atributos del perfil de la comunidad de aprendizaje del IB, tales como los que animan a los alumnos a ser solidarios, buenos comunicadores, reflexivos y personas de mentalidad abierta. La directora de la Aga Khan Academy Mombasa, Alison Hampshire, señala: “Todos estamos inmensamente orgullosos del trabajo que Ziyaan ha llevado a cabo con su equipo. Ziyaan es un ejemplo para muchos otros alumnos de lo que significa ser un líder, tener una mentalidad abierta y luchar por la igualdad de género. Siempre nos complace ver los valores que enseñamos en la Aga Khan Academy Mombasa llevados a la práctica. Sin duda, los valores que representa Ziyaan son los que queremos seguir inculcando a nuestros alumnos”.

¿Qué planes para el futuro tiene la AASW?

Ziyaan tiene el propósito de seguir ampliando la organización para cubrir las necesidades de acceso a recursos de higiene femenina de más de 1.000 chicas en los próximos 12 meses. Quiere dedicarse al emprendimiento social cuando termine la universidad.

“Me gustaría continuar con el trabajo de la AASW y, tal vez, convertirlo en mi profesión, además de ocuparme de otras cuestiones y ejercer un influjo positivo”, señala. “También me gustaría seguir hablando en público y usando las redes sociales, pues creo que estas plataformas son sumamente eficaces para inspirar a muchas otras personas de todo el mundo a que cambien las cosas y ejerzan un influjo positivo”.

Ziyaan Virji junto a su equipo de la Aga Khan Academy Mombasa.
Ziyaan Virji junto a su equipo de la Aga Khan Academy Mombasa.

Este artículo forma parte de una serie de historias de la revista IB World, concebida para dar a conocer las extraordinarias iniciativas que están llevando a cabo alumnos y educadores del IB de todo el mundo. Siga estas historias en Twitter: @IBorganization#IBcommunitystories. Si desea compartir experiencias e historias extraordinarias, escriba a editor@ibo.org.

¿Qué opina del proyecto de producción de recursos de higiene femenina que ha emprendido Ziyaan? Cuéntenoslo en los comentarios👇🏼